Un espacio creado para ti...
para leer, conversar y compatir.

   
 

Automático y Mecánico: una caja, dos estilos de conducción  

 
   
Andrés Loaiza el 07 de marzo

Comodidad versus control. Esa sería la principal disyuntiva por la que atraviesan los conductores a la hora de escoger la caja de cambios de su vehículo. Mientras que los que se inclinan por la caja automática admiten no querer dejar el confort que les da el  manejar este tipo de vehículos, al olvidarse del clutch y los cambios, los que prefieren el carro mecánico aseguran que lo que más disfrutan a la hora de conducir su vehículo es, precisamente, regular la potencia de su carro, especialmente en carretera y en terrenos montañosos. Pero ¿cuál es mejor? ¿existen grandes diferencias entre uno y otro?

Hace unos años, el mercado se inclinaba más hacia los carros mecánicos por tres razones: la cultura de los conductores (quienes aprendieron y se acostumbraron a manejar en uno mecánico),  por los mitos que había en torno a los automáticos (que no tenían la misma potencia, que se dañaban más, que no habían repuestos a la hora de repararlos), y por el precio, pues la caja automática usualmente le da un costo adicional al precio total del vehículo.

Pero los tiempos cambiaron, y ahora los carros automáticos compiten de igual a igual con sus pares mecánicos. En una entrevista con el diario El Espectador, Fredy Poveda, perteneciente a la empresa Volvo indica que “nosotros en promedio, de 10 carros que vendemos, 8 son automáticos”.

Si estás pensando en comprar un carro, decidirte por uno con caja automática o mecánica depende fundamentalmente de tus preferencias a la hora de conducir  y del presupuesto que hayas pactado para comprar tu carro. Aquí te ofrecemos un breve resumen de lo que son y qué ventajas y desventajas ofrece estos dos tipos de vehículos.

Carro automático

La caja de cambios automática, o de transmisión hidráulica automática,  es aquella que puede encargarse por sí misma de hacer la relación de cambio automáticamente a medida que el carro se mueve. El tipo predominante de transmisión automática es la que funciona hidráulicamente, usando un acoplamiento fluido o convertidor de par y un conjunto de engranajes planetarios para proporcionar una multiplicación del par.

La transmisión automática depende de válvulas o sensores electrónicos combinados con una computadora para “sentir” el momento y programar el cambio. En ese momento, los embragues y bandas internas se deslizan y los pistones empujan discos dentro de un juego de engranajes planetarios para cambiar la relación de torque y velocidad. 

Los cambios que generalmente tiene una caja automática son: P (parking), N (neutra), R (reversa), D (drive, marcha hacia delante desde primera hasta las que decida el fabricante), S (sport,  cambios más rápidos, bruscos y a unas revoluciones mayores) y L (para subir y bajar pendientes, cambios bajos). También, cuenta con un botón para el cambio manual, que permite bajar los cambios a voluntad.

Y es que el sistema de transmisión automática no es ningún invento reciente.Desde 1889 está siendo investigado por los ingenieros y desarrolladores, siendo el pionero Fred Lanchester, inventor y científico calificado como “el Da Vinci inglés”. Manchester se interesó por el tema de los engranajes epícíclicos y en 1902 lo introdujo en el primer carro. De este modelo se copiaron grandes de la industria como Henry Ford, quien lo utilizó para su modelo T a principios de los años veinte y que gracias a esta técnica logró vender 15 millones de unidades.  El sistema se perfeccionaría definitivamente gracias a Walter G Wilson, quien desarrolló una transmisión epicíclica que fue el origen de la primera caja de cambios con palanca preselectora, movida manualmente, que variaba las marchas al oprimir un pedal. Ese mismo año, el sistema fue adoptado en el primer vehículo, perfeccionándose después con la combinación del cambio mecánico e hidráulico.

Posteriormente vino el primer cambio automático Hydramatic, instalado en los Oldsmobile de 1940. Tenía acoplamiento hidráulico, sin convertidor de par y 4 velocidades. En los años subsiguientes este sistema se siguió utilizando y sus variaciones fueron escasas.

Las ventajas del carro automático, bien sabido por expertos y conductores, es definitivamente, la comodidad. No estar pisando el embrague y realizando los cambios de marcha, son definitivamente el punto a favor de este tipo de vehículos. Camilo Ruiz, de la Chevrolet, asegura para el Espectador en el mismo artículo citado anteriormente
(Haz clic aquí para verlo) que estos son los preferidos por las mujeres, además que el tipo de vehículo es ideal en ciudades de alto flujo vehicular “En Estados Unidos es más alta la tendencia y funcionan mejor porque no son terrenos montañosos. Aquí se ha visto que se prefieren por el tráfico, porque no se tiene que estar haciendo cambios manualmente y conducir se vuelve algo más agradable”

Los puntos en contra de este tipo de vehículo redundan en un solo tema: el dinero. La mayoría de estos autos tienen un sobrecosto  (más o menos el 10%) adicional que el mismo modelo mecánico, además que consumen una mayor cantidad de combustible.  No es cierto que sean menos seguros que el carro mecánico, ni que se dañen más que estos últimos.

Carro mecánico

El carro con caja de cambios mecánica funciona a través de un sistema que sirve para transmitir la fuerza o caballaje del motor a las ruedas, lo que permite un desplazamiento controlado. A diferencia de la caja automática, la manual ofrece mayor libertad al conductor, por lo que debe saber utilizarse y no olvidar su mantenimiento.

Para su adecuado funcionamiento, la caja manual o mecánica necesita de un clutch o embrague, controlado por medio de un pedal que sirve para separar al motor de la transmisión y que modula la transferencia de fuerza entre los dos subsistemas.
Cuando el pedal no se presiona,  el torque del motor pasa a la transmisión. Si se presiona por completo se desconecta, para que no pase la fuerza del motor a la transmisión.

Más allá del clutch la transmisión se vale de varios diferenciales, seleccionados por el conductor, para convertir la fuerza del motor en un toque útil y así poder mover al vehículo. 

Antes de la Segunda Guerra Mundial, los automóviles funcionaban solamente con 3 cambios. A partir de los años 60 tenían 4 cambios, en los 80 aparecieron carros con 5 cambios y una década después aparecieron autos de gama alta con 6 cambios en su palanca.

Las ventajas de manejar un carro mecánico se enmarcan fundamentalmente en la capacidad del conductor de controlar la marcha del carro, con cambios bajos para aprovechar la potencia del motor y altos para darle velocidad. De esta manera, el conductor regula sobre su vehículo, cosa que no ocurre con el carro automático, que funciona a voluntad.

Otras ventajas que tiene el carro mecánico es que consume menos combustible y es menos costoso repararlo en caso de un daño. Además, en caso de un daño o de una      “varada”, el carro puede “prenderse empujado” como se dice coloquialmente, cosa que en el carro automático no puede hacerse con facilidad.

Las desventajas serían de orden técnico, pues la coordinación entre el clutch y los cambios es algo que algunos conductores no logran controlar del todo. Ese tipo de esfuerzo, más la incomodidad de tener que accionar la palanca de cambios cada vez que se frena y se acelera, serían los “peros” más frecuentes en este tipo de autos.

A la hora de elegir entre un carro automático o mecánico, debes también tener en cuenta el terreno por donde vas a transitar normalmente. Si tus desplazamientos se harán generalmente por la ciudad, es recomendable comprar el vehículo automático, pues será más fácil y cómodo conducirlo (sobre todo en zonas de alto tráfico, donde constantemente deberás frenar y acelerar). En cambio, si vas a conducir por carretera, zonas de terreno variables y pendientes muy pronunciadas, el consejo es conseguir un carro mecánico, pues tendrás el motor indicado para conducir por estas complicadas zonas.

Cuidados de la caja de cambios

Sea cual sea la caja de cambios que tenga tu carro, ésta debe tener un mantenimiento continuo para evitar su mal funcionamiento. Entre ellos están:

  • Inspeccionar periódicamente el aceite de la caja de cambios, para evitar que se acabe y dañe la caja por la fricción.
  • En los carros mecánicos, recuerda hundir el pedal del embrague a fondo, para evitar su desgaste y un posterior daño. Éste también debe revisarse periódicamente.
  • Si conduces un carro automático, debes leer en el Manual del Propietario del vehículo cómo funcionan los cambios , especialmente en rutas especiales como bajar pendientes y conducir por carretera.
  • No trates la caja de cambios con violencia, ni apoyes la mano en ella cuando no la estés utilizando. Úsala con cuidado. 
  • En el caso de la caja automática, sólo pon el cambio P (de parqueo) cuando hayas detenido completamente el vehículo.
  • En un carro mecánico, realiza los cambios de manera progresiva y suave,  y sólo cuando el carro te lo pida. Evita brusquedades.

¿Qué carro prefieres manejar?, ¿automático o mecánico? Cuéntanos las ventajas y desventajas que para ti tienen uno y otro carro.

 
Etiquetas: Mecánica automotriz
  (7) valoraciones
       
 

Comentar

Nombre:
Correo Electrónico:
Comentarios:




SANTIAGO CARRIAZO
martes, 26 de agosto de 2014  23:07 


Nunca se debe vivir en torno a la economía ni a los mitos. Lo anterior quiere decir que la persona que prefiera los automóviles mecánicos y no los automáticos está bien mal de la cabeza y, sobre todo, es una amenaza al volante.
 Me gusta
Se el primero a quien le guste esto
Smithc874
miércoles, 16 de julio de 2014  13:20 


Heya im for the first time here. I found this board and I find It really useful &amp it helped me out much. I hope to give something back and help others like you aided me.
 Me gusta
Se el primero a quien le guste esto
Smithe687
miércoles, 16 de julio de 2014  13:19 


Nice site. On your blogs extremely interest and i will tell a buddies.
 Me gusta
Se el primero a quien le guste esto
SURA
miércoles, 25 de junio de 2014  9:57 


Hola Hilda,

Puedes encontrar el vehículo que buscas en http://www.carrosautossura.com/default.aspx allí te brindaremos acompañamiento y la asesoría que necesitas.

Saludos cordiales.
 Me gusta
Se el primero a quien le guste esto
Hilda Medina Yepes
viernes, 20 de junio de 2014  21:40 


Buenas noches

Me podrían decir cuanto vale este carro? pues es perfecto para una persona en condición de discapacidad
 Me gusta
Se el primero a quien le guste esto
 

Cerrar
Compartir a un amigo
Tu nombre:
Escribe tu nombre
Tu correo electrónico:
Escribe tu correo electrónico
Correo electrónico de tu amigo:
Escribe el correo electrónico de tu amigo
Mensaje (opcional):
Cancelar