Un espacio creado para ti...
para leer, conversar y compatir.

   
 

Razones por las cuales se recalienta un automóvil  

 
   
Andrés Loaiza el 02 de agosto

Un día cualquiera, vas conduciendo tu auto por la vía. Nada malo parece ocurrir, cuando de repente, un humo extraño sale de la parte delantera del vehículo. Te asustas ¿qué podrá ser? Los pilotos de la temperatura del auto suben sin parar. Detienes el vehículo, te bajas, abres el capó y ves el motor de tu carro hervir como un volcán en erupción. ¿Qué ha pasado? En este artículo enumeramos las razones por las cuales un automóvil puede recalentarse y cómo actuar en caso de que te ocurra una escena como la anterior.

Sistema de refrigeración

Lo primero que debemos saber es que cualquier motor tiene un límite. Sin importar cuál sea el combustible que utiliza o el modelo de fabricación del vehículo, este puede, en determinado momento, dejar de funcionar óptimamente, ocasionando lo que coloquialmente conocemos como recalentamiento del motor.

El recalentamiento del motor se origina principalmente por dos razones: daños en los diferentes componentes del sistema de refrigeración del vehículo o inconvenientes con el sistema de lubricación del motor.

El sistema de refrigeración existe precisamente para mantener el equilibrio en los niveles de temperatura en el motor (que depende esencialmente del diseño del motor, pero en general debe encontrarse entre 80 y 100°C).

Sólo entre el 20 y el 30 por ciento de la energía liberada por el combustible durante el tiempo de explosión en un motor se convierte en energía útil; el otro 70 u 80 por ciento restante se pierde prácticamente en forma de calor. Las paredes interiores del cilindro o camisa de un motor pueden llegar a alcanzar temperaturas aproximadas a los 800 °C. Por lo tanto, todos los motores requieren un sistema de refrigeración que le ayude a disipar ese excedente de calor.

¿Cómo funciona el sistema de refrigeración?

Un motor puede refrigerarse por medio de agua o de aire (dependiendo si es de un carro o de una motocicleta). Cuando funciona por refrigeración por aire, el motor consta de unas aletas de disipación por las que se evacúa el calor del motor y así se disminuye su temperatura. Las motos son los principales vehículos que utilizan este tipo de refrigeración, además de las lanchas (motor fuera de borda).

El agua o líquido refrigerante son los elementos que más se utilizan para controlar la temperatura de un motor y cumple dicha función a través de un complejo sistema compuesto por los siguientes elementos:

  • Radiador: El radiador es un dispositivo que se conecta al motor y que cumple con la función de disipador de calor. Al motor se bombea un líquido, típicamente una mezcla de agua con alcoholes con una alta de capacidad para absorber calor. La idea es que el fluido circule por el motor, absorbiendo el calor y dirigiéndose luego al radiador, para que allí se enfríe. Una fuga en el mismo puede desembocar en el recalentamiento de motor.
  • Mangueras: Son las encargadas de transportar el agua o líquido refrigerante que entra y sale del motor con el fin de enfriarlo. Su rotura o mal estado son las causas más comunes de que la temperatura de un carro se eleve desproporcionadamente.
  • Bomba de agua: Su finalidad es mantener la circulación necesaria del líquido refrigerante. La vida útil de este elemento es muy larga y solo se puede dañar cuando los depósitos del líquido se quedan sin este elemento.
  • Tarro de depósito: La falla típica de este elemento es que su tapa pierde capacidad de sello, haciendo que por allí se escape el líquido.
  • Termostato: Si esta válvula, encargada de permitir el paso del líquido refrigerante al motor para que absorba el calor generado en este, se avería, puede desembocar en varios incidentes: al no abrirse y cerrarse correctamente, puede haber un aumento en el consumo de combustible y un recalentamiento del sistema.
  • Motoventilador: Sin un buen trabajo de este elemento, puede que el radiador no reciba la cantidad suficiente de aire para bajarle la temperatura al líquido refrigerante almacenado allí.

Consecuencias

Si el motor trabaja por encima de su temperatura óptima, se puede disminuir la viscosidad del aceite, aumentar el desgaste del motor y producir que las piezas se suelden por el aumento de la temperatura.

Por el contrario, si el motor trabaja por debajo de su temperatura óptima, se aumenta el consumo de combustible, pues el motor necesita una temperatura específica necesaria para su buen funcionamiento. También las piezas del motor pueden desgastarse prematuramente, ya que estas están diseñadas para dilatarse por efecto del calor a un tamaño determinado. Además, se reduce la potencia por no contar con las condiciones adecuadas para una correcta combustión.

Cualquier daño en uno de estos componentes puede causar el recalentamiento del vehículo. Por eso es importante que sigas las siguientes recomendaciones para evitar un daño mayor en el motor y sus diferentes componentes (desde rotura y daño en las piezas hasta la avería total del motor).

  • Revisa periódicamente el estado de las correas, líquido refrigerante, fugas y parches o puntos de acoplamiento de la manguera hacia el motor pues pueden haber señas de óxido (signo de que se filtra el líquido en este punto).
  • Revisa que el motoventilador se activa cuando se enciende el auto.
  • Si sale humo, detener el vehículo, no abrir el tarro de depósito de líquido refrigerante pues puedes quemarte. Revisa cuidadosamente dónde se produce la fuga y si eres asegurado de Autos de SURA, llama a la línea de atención #888 para que un vehículo de asistencia sea el que te colabore en esta situación.
  • No es recomendable echarle agua o líquido refrigerante al depósito cuando está caliente, pues en ese momento hay presión en este elemento y puedes quemarte. Nunca muevas el carro cuando el vehículo presente fallas en su refrigeración.
  • Permanecer mucho tiempo con el vehículo encendido y detenido puede originar un recalentamiento del motor. Si vas en un trancón y debes permanecer por mucho tiempo en él, es mejor que apagues el carro.
  • Para conocer mejor el sistema de refrigeración de un vehículo, haz clic aquí.

¿Eres de los que pensaba que estaba bien echarle agua al carro cuando se recalentara?

 

 
Etiquetas: Mecánica automotriz
  (19) valoraciones
       
 

Comentar

Nombre:
Correo Electrónico:
Comentarios:




SURA
miércoles, 03 de diciembre de 2014  17:02 


Hola Roger,

Los problemas del sistema de refrigeración son bastante complejos, es por eso que nuestra recomendación es llevarlo al concesionario de marca o al mecánico de confianza. Según el diagnóstico que nos dan, podría ser un problema de culata, empaque de culata, o aire dentro del sistema, al ver que ya se le hicieron varios procedimientos es mejor cerciorarse bien de un técnico especializado en sistemas de refrigeración.

Saludos.
 Me gusta
Se el primero a quien le guste esto
SURA
miércoles, 03 de diciembre de 2014  14:20 


Hola Fernando,

Los diagnósticos al sistema de refrigeración son complejos y requieren de equipo y mano de obra especializada, le sugerimos de acuerdo a sus experiencias realizar primero una prueba de fugas al sistema y realizar una revisión al sistema eléctrico y electrónico del vehículo ya que no es normal que este suceda.
Esta verificación debe hacerla en un lugar especializado y lo mejor sería el concesionario donde le garanticen el funcionamiento del vehículo.

Te deseamos un feliz día.
 Me gusta
Se el primero a quien le guste esto
roger lopez
miércoles, 03 de diciembre de 2014  5:16 


Buenos dias amigo mi vehiculo mantiene el nivel de refrigerante no tiene fuga enciende el electroventilador y se le cambio el termostato y con todo y eso sigue calentando que mas puede ser '
 Me gusta
Se el primero a quien le guste esto
SURA
miércoles, 26 de noviembre de 2014  11:39 


Hola William,

Para el problema que está presentando el vehículo no tendría nada que ver con el sistema de embrague ( clutch ), son dos sistemas aparte, en lo único en que puede influir un sistema hacia el otro es el esfuerzo que el vehículo tiene que hacer para poder trabajar de forma correcta, al no estar el disco acoplándose bien con la volante este tendría que ejercer más esfuerzo tanto al arrancar o al estar en algo pendiente, es ahí donde el motor puede tener más calentamiento. Nuestra recomendación es primero hacer el cambio de clutch, y luego hacer una revisión del sistema de refrigeración, el recalentamiento de un vehículo presenta muchos diagnósticos, como puede ser: empaque de culata malo, termostato pegado o malo, radiador taqueado de óxido, aire dentro del sistema, el moto ventilador no prende, culata deforme, etc.

Esta revisión la debe de hacer alguien de confianza o en su concesionario de marca.


Saludos.
 Me gusta
Se el primero a quien le guste esto
Fernando
domingo, 23 de noviembre de 2014  15:12 


Tengo una captiva sport 2.4 modelo 2011, es la tercera vez que se me recalienta el motor. La primera en el taller le hicieron la reparación respectiva. Después de un año volvió a fallar pero no lo lleve a taller. Simplemente deje que se enfriara y le puse el refrigerante ya que se seco completamente, ahora nuevamente se recalentó. Que puede estar sucediendo.
 Me gusta
Se el primero a quien le guste esto
 

Cerrar
Compartir a un amigo
Tu nombre:
Escribe tu nombre
Tu correo electrónico:
Escribe tu correo electrónico
Correo electrónico de tu amigo:
Escribe el correo electrónico de tu amigo
Mensaje (opcional):
Cancelar