Un espacio creado para ti...
para leer, conversar y compatir.

   
 

Técnicas de conducción para Dummies  

 
   
Andrés Loaiza el 01 de marzo

Conducir un vehículo es más que acelerar, frenar, meter cambios, retroceder y parquear... son muchas más las acciones que un conductor preventivo debe tener en cuenta a la hora de sentarse detrás del volante, y que muchas veces desconoce o pasa por alto. Acciones mínimas que pueden convertirse en un seguro hábito tanto para el conductor como para su vehículo.

Y es que la conducción de un automóvil no es simplemente un ejercicio mecánico como muchos creen. El Código de Tránsito colombiano lo define como una “actividad peligrosa” que merece toda la atención por parte del conductor.  1.2 millones de personas mueren al año en todo el mundo por causa de accidentes de tránsito  y es la primera causa de muerte entre los jóvenes latinoamericanos. El año pasado,  5.704 personas murieron en Colombia por causa de accidentes en la vía.

Y es que, a pesar de las advertencias y las campañas a favor de una conducción segura, el problema sigue creciendo en las ciudades y carreteras colombianas.

En un artículo anterior (conductor preventivo) enumerábamos las características que debe tener un conductor preventivo y algunos consejos a seguir para convertirnos en uno de ellos. En este artículo, nombraremos las principales acciones a realizar por parte de éste, que incluye una serie de técnicas desde la mecánica del vehículo y desde la actividad misma de la conducción. Conócelas.

Revisión preventiva: clave

Bien decían los abuelos: “es mejor prevenir que lamentar”. Muchos conductores manejan su vehículo sin tener ni idea del estado en el que éste se encuentra y es ahí donde los desperfectos mecánicos salen a la luz en el momento más inoportuno. “Es que el carro está casi nuevo”, dicen unos. “Es que ese ruido en los frenos me parecía normal”, dicen otros. “Nunca pensé que me pasaría esto” lamentan, resignados, cuando ya no hay marcha atrás.

¿Eres de los que sólo revisa, al encender el vehículo, que éste tenga combustible? Pues esto no es suficiente. Para saber que el automóvil que conduces todos los días está en perfectas condiciones, es recomendable que revises periódicamente los siguientes ítems:

  • Llantas: presión en frío, surcos y estado físico.
  • Luces: delanteras, reversa, stop y direccionales.
  • Niveles de agua o refrigerante, líquido de frenos y gasolina.
  • Documentación: Soat, matrícula, revisión técnico mecánica.

También, es fundamental que conozcas todos los aspectos del funcionamiento del vehículo, como su capacidad de aceleración y carga,  su estabilidad, entre otros. Podrás conocer estos datos leyendo el manual de tu vehículo.

Realiza esta revisión con frecuencia, preferiblemente cada 8 días si tu vehículo es particular y diariamente si es de servicio público. No te llevará mucho tiempo y tendrás la certeza que conduces un vehículo seguro.

Manejando tu auto

Después de años de desarrollos tecnológicos y amor por la velocidad, ahora el hombre moderno no sólo se preocupa por conducir, sino por conducir bien.  La previsión y la anticipación son palabras que hacen parte de su diccionario. La buena postura y el cuidado propio y de los demás pasajeros del auto, de los demás vehículos en la vía y de los peatones hacen parte de una rutina aprendida y conciente.

Ten en cuenta lo siguiente, practícalo y enséñale a los demás a que también lo hagan.

Es hora de encender el vehículo y conducir. Antes de pisar el acelerador, es necesario que tengas en cuenta:

  • Cinturón de seguridad: Usa siempre, no solo por cumplir la norma, el cinturón de seguridad, así el trayecto que vayas a recorrer sea corto. Úsalo por encima de la clavícula y sobre la cintura. Pídele a los demás pasajeros del vehículo que también lo hagan. 
  • Silla: Después ajusta la silla del conductor. Inclina el espaldar en línea recta o hasta un máximo de 25% de la vertical. Las piernas deben alcanzar siempre los pedales y moverse con facilidad.
  • Apoyacabezas: Para prevenir lesiones cervicales, verifica que el apoyacabezas esté ubicado perfectamente.
  • Espejos: Ajusta  correctamente los espejos retrovisores.  

Al conducir tu vehículo

  • Volante: Revisa la posición de tus manos frente al volante. Estas deben marcar las 10:10 o las 3:45 de las manecillas del reloj. Nunca manejes con una sola mano y evita utilizarlas para algo diferente que dirigir el volante (fumar, hablar por teléfono, sostener objetos, etc.). No tensiones los músculos al apoyar las manos en él, pero mantén una posición firme. 
  • Frenos: Para evitar las frenadas bruscas, conduce a una velocidad moderada y guarda una distancia prudente con los vehículos que conducen delante de tu auto. No abuses de tus frenos, ayuda a detener el vehículo con los cambios. Baja pendientes en un cambio bajo (segunda) y mantén un frenado continuo, moderado e intermitente. Revisa los frenos periódicamente y ante el primer ruido extraño, acude a un centro de diagnóstico de confianza para revisarlos.
  • Luces:  Las luces de un vehículo son los ojos de un conductor cuando la visibilidad del camino sea corta por causa de las condiciones del clima o la poca luminosidad de la vía. Por eso, recuerda que las luces estacionarias o de parqueo debes utilizarlas cuando detengas en algún lugar momentáneamente. También, úsalas cuando tu vehículo sufra algún percance mecánico en plena vía. Las luces medias se utilizan por vías urbanas y carreteras bien iluminadas y las  luces altas o de carretera deben utilizarse  por estas vías siempre y cuando no venga un vehículo en dirección contraria (en este caso debe cambiarse a las luces medias).
  • Direccionales: Siempre que vayas a cambiar la dirección del camino que llevas utiliza estas importantes luces. Recuerda que con solo ponerlas no necesariamente van a cederte el paso. Señaliza y observa si puedes cruzar, sé prudente al doblar esquinas y llegar a cruces de alto tráfico.
  • Señales: Observa, acata y respeta las señales de tránsito que veas en tu camino.
  • Velocidad: Nunca sobrepases los límites de velocidad propios de la vía ( en general, máximo 30 kilómetros por hora en zona residencial y 80 en carreteras, aunque todo depende de la señalización demarcada por la Secretaría de Tránsito correspondiente) . Conduce con precaución y siempre conserva una distancia prudente con los vehículos que te rodean.  
  • Lluvia: El clima lluvioso es uno de los factores externos que genera más accidentes de tránsito. Por eso, es necesario tomar precauciones cuando esto ocurra.  Cuando transites en medio de la lluvia, es aconsejable que reduzcas la velocidad que llevas y enciendas las luces. Además, baja un poco la ventanilla o enciende el aire acondicionado para evitar que se empañe el vidrio panorámico.
  • Cruces y glorietas: Ten cuidado al conducir en las intersecciones y glorietas, pues son los lugares donde ocurren más incidentes de tránsito en el país. 
  • Curvas: Al entrar a una curva, es importante desacelerar el vehículo sin frenar de forma brusca y poner un cambio bajo (primera o segunda) si la curva es muy pronunciada. Nunca adelantes otro vehículo mientras conduzcas por una de ellas. Observa (sobre todo en carretera) las señales de curva peligrosa y gira con precaución.  
  • Escuchar: Conduce con el radio a un volumen moderado para que puedas escuchar tanto los ruidos propios del auto (cambios de marcha o desperfectos mecánicos) como los de la vía. Evita también discusiones y ruidos altos dentro del vehículo. Escuchar es uno de los sentidos que más debe tener en cuenta un conductor, pues es una de las maneras que tiene de percibir su entorno.  No lo ignores.
  • Observar: Un conductor preventivo está pendiente de la vía desde todos sus ángulos. Para eso, está pendiente de los espejos retrovisores de su vehículo (panorámico y laterales) cada 3 segundos. No lo uses solamente cuando vayas a cambiar de carril o al reversar. Ellos son tus aliados para que te hagas una idea de lo que pasa a tu alrededor en todo momento.
  • Adelantar: Para adelantar un vehículo, es necesario que apliques la técnica conocida como MSM : mirar, señalizar y maniobrar.  Al mirar, debes tener en cuenta cómo fluye el tránsito y cómo es la demarcación de la vía por la que conduces (líneas continuas – no puedes adelantar-  o discontinuas – puedes adelantar-). Señalizar es poner las direccionales para indicar que vas a sobrepasar un vehículo, pitar, cambiar luces o realizar alguna acción que llame la atención de los otros vehículos sobre el adelantamiento que estás realizando y  maniobrar,  que es el sobrepaso propio y que debe realizarse lo más rápidamente posible.

Recuerda: Ni el estrés ni el alcohol son buenos copilotos. Maneja con precaución y ¡disfruta tu camino!

 

¿Conocías estas técnicas de manejo del vehículo? ¿Las practicas mientras conduces? ¿ Tienes otras técnicas adicionales que nos quieras compartir? ¡Participa!

 
Etiquetas: Seguridad vial
  (5) valoraciones
       
 

Comentar

Nombre:
Correo Electrónico:
Comentarios:




Aldo Alejandro Sánchez Cortés
miércoles, 20 de agosto de 2014  13:44 


Muy buen artículo. Se puede completar con los cinco conceptos clave para adelantarte a cualquier situación de riesgo:

1.- Mira a la distancia mientras conduces.- Mirar lo suficientemente lejos, continuamente, para percibir posibles riesgos. Aproximadamente 15 segundos adelante (A 40 km/h. es aproximadamente 150 metros adelante)

2.- Observa el panorama global.- Estar alerta del entorno alrededor y lo que ocurre para identificar riesgos potenciales en lo que ves.

3.- Mantén activa tu visión.- Mueve tus ojos cambiando el enfoque entre tu visión central y tu vista periférica, cada tres o cuatro segundos cuando haya tráfico.

4.- Mantén tu espacio de seguridad.- deja distancia entre tu auto y los siguientes al frente y a los lados. Aléjate del vehículo que venga muy pegado atrás de ti.

y...¡muy importante!

5.- Asegúrate de ser visto.- Permite a los otros conductores anticipar lo que tu vas a hacer. Usa tus luces direccionales, intermitentes, faros e uncluso gestos con las manos.

Espero que les sea útil.

Soy instructor de un centro de capacitación para conductores profesionales, en verdad estas reglas dan resultado.

Gracias
 Me gusta
A 1 personas les gusta esto
MARTHA LOZANO
sábado, 03 de mayo de 2014  22:59 


muy interesante este articulo sobre las tecnicas de manejo ademas son consejos para una buena conduccion y no ser uno mas del monton y no solo mirar para adelante...graciasssssssss
 Me gusta
Se el primero a quien le guste esto
fredy rojas guzman
martes, 09 de julio de 2013  8:35 


es muy importante esta tecnicas para asi ser un buen conductor preventivo espero que se sigan dando estas practicas y espero respuestas los felicito
 Me gusta
Se el primero a quien le guste esto
LUCILA GUTIERREZ SEGOVIA
jueves, 30 de mayo de 2013  18:04 


Muy bueno, de haberlo leido antes no hubiese cometido hoy un error al conducir. gracias a las tecnologias tenemos estas ayudas que salvan vidas.
 Me gusta
A 1 personas les gusta esto
Rosa Elena Soto
jueves, 30 de mayo de 2013  18:04 


Hola importante artículo como estoy tomando el curso de conducción lo leo pero no me enseñan como y en que cambios debo subir una pendiente gracias
 Me gusta
A 3 personas les gusta esto
 

Cerrar
Compartir a un amigo
Tu nombre:
Escribe tu nombre
Tu correo electrónico:
Escribe tu correo electrónico
Correo electrónico de tu amigo:
Escribe el correo electrónico de tu amigo
Mensaje (opcional):
Cancelar