Un espacio creado para ti...
para leer, conversar y compatir.

   
 

Los masajes, el mejor remedio para el estrés  

 
   
Bibiana Mira el 01 de enero

De manera paulatina, los seres humanos adquieren conciencia de que el bienestar aleja la enfermedad; los masajes son una forma de lograrlo porque cumplen funciones relajantes y terapéuticas. Hay uno para cada momento.

Los viajes de trabajo inesperados, los informes que toman todo el tiempo del mundo, las reuniones en el colegio de los hijos en horario laboral, los trancones que dificultan llegar a las citas… Si bien es cierto que no resulta viable sustraerse de la realidad, sí es posible compensar el estrés que generan las situaciones cotidianas, con espacios de relajación, como los que permiten las sesiones de masajes e hidromasaje.

La piel es el órgano más grande en los seres humanos y es por eso que el tacto permite afianzar las relaciones entre padres e hijos y entre las parejas. Sin embargo es uno de los sentidos más olvidados. A veces pasan semanas sin tocar intencionalmente a otra persona, cada vez resultan más escasos los saludos con abrazo, darles unas palmadas cariñosas en la espalda a los amigos o un abrazo afectuoso a los padres o a los hijos.

Los efectos terapéuticos físicos y emocionales de las caricias están más que comprobados, tanto, que después de los siglos de restricción y de censura a todo lo que produjera placer y goce, propias de la Edad Media, el médico francés Ambroisé Peré, en el siglo XVI, escandalizó con la reivindicación de los masajes como método de curación para ciertas dolencias. Ese fue el principio de una historia larga, con descubrimientos y desarrollo de técnicas distintas, en cuya trayectoria los orientales llevan un largo camino recorrido, porque ellos nunca hicieron esa ruptura entre el cuerpo y la mente, como sí sucedió en Occidente.

El profesionalismo es clave

De la misma manera que un masaje bien dado resulta reparador, uno realizado sin la técnica correcta para el paciente, puede causarle lesiones. De ahí que sólo los fisioterapeutas y las personas con formación académica y práctica, entrenados para tal fin, sean los indicados para hacerlo, pues tienen conocimientos de anatomía general y, más específicamente, del funcionamiento osteomuscular.

El masaje es un arte basado en la aplicación de diferentes técnicas manuales con las cuales las estructuras de la piel y los tejidos subyacentes son amasados, friccionados y presionados con un ritmo e intensidad específicos de acuerdo con el efecto buscado. Trabaja especialmente sobre los músculos y tendones, y actúa en el equilibrio de la circulación de la sangre y la linfa, que forma parte del plasma sanguíneo y el sistema nervioso.

Mientras que los músculos son órganos activos del cuerpo que permiten el movimiento, los huesos se consideran órganos pasivos cuya función de palanca posibilita la acción de los músculos. Los músculos representan 50% del peso corporal y tienen dos funciones básicas: la regulación térmica y el metabolismo general.
Existen diversas modalidades de masaje terapéutico entre las cuales se encuentran la acupresión, digitopuntura, masaje de drenaje linfático, de silla, shiatsu, de reflexología y deportivo. Debido a su extensa aplicación, las técnicas corporales provocan una sensación de bienestar, relajación y sedación que contribuye a la disminución del dolor, el equilibrio de los estados anímicos alterados, entre otros beneficios.
Algunas de las contraindicaciones a cierto tipo de masajes son las várices, las erupciones de la piel, fiebre, articulaciones inflamadas, tumores, cáncer, estados infecciosos o problemas cardiovasculares como trombosis y flebitis.

Los textos chinos que hablaban del masaje terapéutico se tradujeron al francés, eso explica por qué gran parte de la terminología que se utiliza hoy para hacer referencia a las técnicas de masaje usadas en Occidente son palabras francesas. Así el Effleurage se refiere a los movimientos suaves y continuos; tiene efecto calmante y se aplica despacio y al petrissage se lo conoce como amasamiento, es un movimiento calmante.

Por otro lado se encuentran los movimientos que frotan y comprimen, se llaman fricción; los de presión se realizan aplastando, y los de acupresión se basan en los mismos principios que la acupuntura, una técnica de medicina tradicional china. Los movimientos de percusión son ligeros, como pellizqueo, copitos, vibración, golpeteo con el borde cubital de la mano y los dedos. Tiene un efecto activante y estimulante del tejido blando para promover la tonificación y favorecer la circulación.

Una sesión de masaje puede tomar desde quince minutos hasta una hora. La sesión del cuarto de hora se limita a la espalda y los hombros y se proporciona con el paciente sentado en una silla especial para ese efecto, las sesiones de 45 minutos a una hora cubren el cuerpo, de la cabeza a los pies.

Adriana Ortiz, fisioterapeuta con amplia experiencia, afirma que el respeto y la empatía entre el paciente y el profesional son fundamentales para obtener el resultado esperado.
Si nunca has recibido un masaje, ¡Este es el momento de regalarte uno!

Efectos terapéuticos de los masajes

  • Mejoran la circulación de la sangre y el flujo de la linfa, ayudando a llevar nutrientes a las células y a eliminar impurezas y sustancias tóxicas.
  • Contribuyen a dar flexibilidad a los músculos, lo cual previene lesiones deportivas.
  • Reducen el estrés, espasmos musculares y puntos dolorosos.
  • Aumentan la capacidad de la sangre de transportar oxígeno. Favorece la producción de glóbulos rojos y blancos.
  • Liberan la generación de endorfinas, sustancias que producen sensación de bienestar y que ayudan a combatir el dolor.
  • Se ha demostrado que alivian dolores de cabeza y de espalda causados por tensión.
  • Mejoran la piel.
  • Ayudan a prevenir lesiones deportivas.

Contraindicaciones

Inflamaciones, enfermedades infecto-contagiosas, cáncer, tumores, quistes, hematomas, úlcera gástrica o duodenal muy avanzada, venas várices avanzadas, fracturas, hemorragias internas, fiebres, apendicitis o cuadros virales.

Fuentes: Adriana María Ortiz A. y Víctor Hugo Jiménez F., fisioterapeutas.

 
Etiquetas: Estrés en las mujeres, Salud y Belleza
  (2) valoraciones
       
 

Comentar

Nombre:
Correo Electrónico:
Comentarios:




Elvia Rosa Vergara Giraldo
sábado, 05 de abril de 2014  11:31 


muy buen contenido. gracias.

 Me gusta
Se el primero a quien le guste esto
Seguros SURA
jueves, 30 de mayo de 2013  18:04 


Hola Ana,

Los masajes de relajación no son una actividad cubierta por las pólizas de salud. Sin embargo te invitamos a que visites la página http://www.misbeneficiossura.com donde podrás consultar los centros aliados de salud y bienestar que tenemos para tu ciudad, entre ellos puedes encontrar algunos spa’s.

Gracias por tu participación!
 Me gusta
A 1 personas les gusta esto
Analuz Bustos Mercado
jueves, 30 de mayo de 2013  18:04 


me parece importante este tipo de artículos. me pueden informar si estos masajes están disponibles dentro de la medicina prepagada de Sura? o en que sitios me recomiendan se pueden realizar.?
 Me gusta
A 1 personas les gusta esto
Camila
jueves, 30 de mayo de 2013  18:04 


Los masajes relajantes son la mejor medicina después de una semana llena de problemas y estrés... qué bueno que continúen publicando este tipo de artículos.
 Me gusta
A 5 personas les gusta esto
 

Cerrar
Compartir a un amigo
Tu nombre:
Escribe tu nombre
Tu correo electrónico:
Escribe tu correo electrónico
Correo electrónico de tu amigo:
Escribe el correo electrónico de tu amigo
Mensaje (opcional):
Cancelar