Importancia de la empatía y la buena actitud al conducir

Importancia de la empatía y la buena actitud al conducir

17 de diciembre de 2017 por Deiby Johán Vargas Arboleda

    Foto de la mano de una persona haciendo una buena señal a otro conductor para ser empática

    La habilidad para entender y compartir las emociones y los pensamientos de los demás es esencial al conducir un carro. Desde el momento en que te ubicas detrás del volante asumes una gran responsabilidad con quienes te acompañan en el vehículo y con los demás actores de la vía, tales como ciclistas, motociclistas y peatones. Con todos tendrás que empatizar para evitar conflictos en las vías y garantizar la seguridad.

    Manejar no es solo usar un carro para trasladarte de un lugar a otro. También es una actividad que consiste en asumir que hay otros conductores que tienen intenciones y comportamientos distintos que tú debes anticipar. Es por ello que tener y generar empatía es la forma más eficiente de prevenir accidentes de tránsito.

    Se trata de salir a la calle entendiendo que si no buscas comprender los movimientos y las acciones de una gran cantidad de personas, si no te esfuerzas por ser un conductor empático, podrías poner en riesgo la seguridad de todos.

    Mujer manejando un carro con buena actitud

    ¿Qué significa ser un conductor empático?

    La habilidad de un conductor empático radica en la comprensión que tiene hacia los demás, en su capacidad de anticipar sus comportamientos para sortear inconvenientes y, sobre todo, en su deseo de regalarles en la vía una sonrisa, una mirada o palabra amable. Eres empático cuando: 

    • Manejas tu carro y analizas las acciones de los otros conductores, estás pendiente de lo que estos realizan y no cometes imprudencias.
    • Te preocupan los problemas que afectan a un conductor en la vía y te detienes a ayudarlo.
    • No haces señales de cambio de luces o tocas la bocina solo para presionar a otro conductor, peatón o motociclista.
    • Llevas siempre la documentación de carro o moto y la tienes al día para no ejecutar infracciones. ¿Tienes tu SOAT al día? Cotízalo y cómpralo aquí.

    Banner con mensaje para que las personas descarguen la cartilla sobre los factores sicológicos que afectan la conducción segura y responsable

    ¿Cómo ser un conductor más empático?

    Dicen que eres o no eres empático, pero en SURA creemos que un conductor sí puede mejorar su comportamiento y actitud en la vía. Estos tips te ayudarán, así que ponlos en práctica todos los días: 

    • Sé respetuoso: una de las características del conductor empático es el respeto por las normas y señales de tránsito. Cumplir con esto te evitará inconvenientes viales, accidentes de tránsito e incomodidades con otros conductores.
    • No molestes: no te conviertas en un obstáculo para los demás. Antes de hacer algo indebido como estacionarte sobre una cebra, pararte en plena vía, estacionarte en sitios no permitidos o adelantar a otro vehículo por el lado incorrecto, piensa en la molestia que causarás y en tu propia seguridad.
    • Sé tolerante: cada conductor y peatón tiene una conducta propia y no puedes controlarlo, pero sí puedes ser tolerante y no reaccionar impulsivamente ante las fallas de los demás.

    Hombre siendo empático mientras conduce un carro

    • Controla tus emociones: la prisa del día a día, las bocinas o los pitos de otros vehículos y el mal comportamiento de los actores de la movilidad pueden elevar tu nivel de estrés. Escucha música suave, respira profundo y ponle la mejor actitud a la situación.
    • No excedas la velocidad: cuando manejas a altas velocidades eres menos consciente de lo que ocurre en la vía. Según estudios desarrollados en varios países de Latinoamérica, la velocidad es responsable del 40 % de las muertes en accidentes de tránsito. Trata de movilizarte siempre dentro de los límites permitidos.
    • Sé generoso: recuerda que compartes la calle con otros conductores de carro, peatones, ciclistas y motociclistas, por tanto, no pretendas ser el dueño de la vía. Cede el paso, apoya al conductor o peatón que lo requiera y frena en los pare y las cebras.
    • Sé educado: brinda un trato cívico a los demás conductores y peatones. Entiende que tienen tus mismos derechos. Salúdalos, trátalos bien y, cuando seas víctima de su imprudencia, demuestra tu buena educación.
    • Sé un ejemplo positivo: no manejes de forma imprudente. Con tu empatía en la conducción previenes accidentes de tránsito y aportas al bienestar de todos.

    ¿Has discutido con otros conductores en la vía? ¿Por qué? ¡Comenta!

    Fecha de publicación: diciembre 17 de 2017.
    Puede que los contenidos más antiguos del Blog Seguros SURA no estén actualizados, así que por favor mira la fecha de publicación y déjanos tus dudas en un comentario. Te responderemos con mucho gusto. Gracias por tu comprensión.
     
    Etiquetas: seguridad, seguridad activa y pasiva, seguridad del conductor, seguridad del vehículo, Seguridad en carreteras, Seguridad vial, carretera, Carros, conducir carro, conducir moto, conductor, Conductores, conducir un vehículo, motocicletas, Motociclistas, movilidad, movilidad sostenible, peatón, Peatones
      (0) valoraciones
     

    ¿Tienes una pregunta u opinión sobre el tema? ¡Comenta!




     

    Cerrar
    Compartir a un amigo
    Tu nombre:
    Escribe tu nombre
    Tu correo electrónico:
    Escribe tu correo electrónico
    Correo electrónico de tu amigo:
    Escribe el correo electrónico de tu amigo
    Mensaje (opcional):
    Cancelar