6 claves para ser más productivo en el trabajo

6 claves para ser más productivo en el trabajo

28 de abril de 2017 por Andrés Felipe Salgado Céspedes

    Foto de un hombre joven sabiendo cómo ser más productivo en el trabajo

    ¿Te consideras productivo en tu trabajo? Son tantas las ocupaciones que tienes cada día que seguramente te preguntas cómo puedes extender el tiempo para cumplirlas todas.

    La productividad es una capacidad cada vez más exigida por las empresas que consiste en que una persona desarrolle sus compromisos en un tiempo determinado y con una cantidad específica de recursos. Por no ser eficientes, muchas personas deben ampliar su jornada laboral en su oficina o su casa, sacrificando así valiosos espacios de descanso y diversión individual, en pareja o en familia.

    Pon en práctica estas seis claves que te permitirán ser más productivo en tu trabajo y tener éxito en lo que te desempeñas. El secreto está en realizar tus actividades cotidianas de manera consciente y no perder de vista tus objetivos laborales y personales. Esto no implica que no puedes hablar con nadie en tu oficina o que debes evitar las pausas activas. ¡Tu salud también necesita el esparcimiento!

     

    Ten claro qué debes hacer cada día

    Imagínate que llegas a tu puesto de trabajo una mañana. ¿Ya sabes qué harás ese día? Te será más fácil comenzar a trabajar si elaboras un listado detallado de tus compromisos, de esta forma tampoco se te olvidarán.

    ¿Cómo ser más productivo en el trabajo? Recomendaciones

    Prioriza tus tareas de manera realista

    Puedes tener 50 tareas y querer hacerlas todas en un día, pero... ¿crees lograrlo? Recuerda que los momentos de descanso en el trabajo son necesarios para alimentarte y liberar el estrés propio de todos los empleos. Organiza tus responsabilidades según su importancia o urgencia y sé realista respecto hasta dónde alcanzarás a ejecutarlas. Si no terminas, no te preocupes porque vendrán otros días.

     

    Ponte metas y piensa en la calidad

    Ya sabes qué debes hacer en tu día y en qué orden lo harás. Mentalízate: di que lo vas a lograr... ¡y manos a la obra! Esfuérzate por ello.

    Ensaya poniéndote metas de tiempo. Por ejemplo: debes escribir un texto o visitar a un cliente. Planea lograrlo en dos horas. Si esta táctica no te funciona porque no eres tan bueno para trabajar bajo presión, ¿qué tal si te propones realizar tres tareas en una mañana o una tarde? Las posibilidades son infinitas.

    No te castigues si no cumples con todo y no te dobles para terminar algo que puedes finalizar después. Ser productivo no implica reducir la calidad de tu trabajo. No olvides dar lo mejor de ti en la realización de tus tareas.

     

    También te puede interesar: ¿qué significan los colores? Claves para decorar tus espacios.

    No te distraigas por tareas pequeñas

    Son sencillas y puede que no te tomen mucho rato pero, al sumar lo que te gastaste haciendo una tarea y otra, el resultado será un valioso tiempo que pudiste haber aprovechado mejor o que te hará falta al final del día para cumplir una labor importante.

    Por ejemplo: debes enviar un breve mensaje por correo electrónico a un compañero, recoger un documento en otra área de tu empresa o, incluso, hacer un trámite personal. Estas son tareas pequeñas que no te tardarán más de 10 o 15 minutos, por lo que es mejor hacerlas juntas para que luego no tengas que interrumpir el desarrollo de una actividad más larga o compleja. ¡Eso es ser productivo!

     

    Evita las distracciones

    Algunas personas trabajan muy bien con música, mientras que otras requieren silencio total para mantenerse concentradas. Si escuchar música no te permite enfocarte en tus labores, elimina la práctica de tus hábitos cotidianos.

    ¿Qué decir, por otro lado, del uso del celular o de ver videos en Youtube de manera excesiva mientras se trabaja? Piensa qué te distrae y trata de alejarlo de ti por periodos de hasta dos o tres horas. Verás que no te sentirás tentado a abandonar o procrastinar (aplazar) lo que estás haciendo.

    Claves para ser más productivo en el trabajo sin sacrificar tiempos de descanso

    Adopta hábitos saludables

    Esta clave para ser productivo es, tal vez, la más importante. ¿Cómo piensas trabajar si no comes ni duermes bien, si no te tomas un tiempo para poner tu mente en blanco y relajarte, hacer una pausa activa para estirar tu cuerpo o dar un breve paseo? Adopta hábitos saludables para cuidar tu salud, solo de ese modo serás realmente productivo. Una persona enferma física y mentalmente no puede cumplir sus labores y, muchos menos, hacerlo de manera óptima.

     

    Convierte la productividad en sinónimo de creatividad y crecimiento personal. ¡Cada día puedes alcanzar tus metas y disfrutar el tiempo libre que te mereces!

    Fecha de publicación: abril 28 de 2017.
    Puede que los contenidos más antiguos del Blog Seguros SURA no estén actualizados, así que por favor mira la fecha de publicación y déjanos tus dudas en un comentario. Te responderemos con mucho gusto. Gracias por tu comprensión.
     
    Etiquetas: Adulto joven, trabajo, empleo, salud, tranquilidad, salud mental, salud ocupacional, crecimiento profesional, tiempo, tiempo libre, procrastinar, productividad, vida laboral, vida saludable, vida diaria, vida social, estrés, bienestar, calidad de vida
      (0) valoraciones
     

    ¿Tienes una pregunta u opinión sobre el tema? ¡Comenta!



    CAPTCHA Image Validation


     

    Cerrar
    Compartir a un amigo
    Tu nombre:
    Escribe tu nombre
    Tu correo electrónico:
    Escribe tu correo electrónico
    Correo electrónico de tu amigo:
    Escribe el correo electrónico de tu amigo
    Mensaje (opcional):
    Cancelar