Combate el estrés laboral: ¡no más dolor de cuello!

Combate el estrés laboral: ¡no más dolor de cuello!

28 de abril de 2016 por Andrés Felipe Salgado Céspedes

    Una mujer relajada y feliz en su puesto de trabajo

    Mucho dolor en el cuello y un sonido extraño cada vez que lo movía. Ojos pesados y, a veces, temblores y movimientos incómodos. Alejandra llevaba así varios días y sospechaba las razones: sus largas jornadas de trabajo y la presión de los compromisos. Era una víctima más del estrés laboral.

    Como ella, son muchas las personas que combaten contra este problema y sus efectos. Hoy 28 de abril, Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, te explicamos de manera sencilla qué es y qué no es el estrés, qué lo causa y cómo puedes prevenirlo o reducirlo.

    Haz que tu trabajo sea una oportunidad todos los días para crecer personal y profesionalmente sin afectar tu salud. Como dice la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su informe La organización del trabajo y el estrés: “Un trabajador estresado suele ser más enfermizo, estar poco motivado, ser menos productivo y tener menos seguridad laboral; además, la entidad para la que trabaja suele tener peores perspectivas de éxito en un mercado competitivo”.

     

    ¿Qué es el estrés?

    Es la reacción de un individuo ante exigencias y presiones laborales que no se ajustan a sus conocimientos y capacidades.

     

    ¿Qué no es el estrés?

    Estrés no es igual a presión o retos laborales puesto que estos, más en el mundo laboral actual, son inevitables. La presión, dice la OMS, te mantiene motivado y alerta. La presión se convierte en estrés cuando se sale de control.

     

    ¿Qué lo causa?

    • Las exigencias y presiones que superan los conocimientos y capacidades del trabajador.
    • Pocas oportunidades de tomar decisiones o ejercer control.
    • Escaso apoyo de los compañeros de trabajo.
    • Tareas monótonas, aburridas y triviales.
    • Exceso o escasez de trabajo.
    • Trabajos con plazos muy estrictos.
    • Horarios de trabajo inflexibles, largos o imprevisibles.
    • Inseguridad laboral.

     

    ¿Qué puedes sufrir por el estrés?

    • Irritabilidad y angustia.
    • Dificultad para pensar con lógica.
    • Sentir cada vez menos disfrute y compromiso por el trabajo.
    • Sensación de cansancio y depresión.
    • Dificultades para dormir.
    • Dolores de cabeza y en los músculos, trastornos digestivos y aumento de la presión arterial.
    • Reducción de las capacidades del sistema inmunológico, por lo que se contraen enfermedades más fácilmente.

     

    ¿Qué es un entorno laboral saludable?

    Es en el que hay ausencia de circunstancias perjudiciales como presión excesiva y que te ayuda a mantener y mejorar tu salud física, mental y social.

     

    ¿Cómo combatir el estrés?

    • No guardes silencio en el trabajo si tienes dificultades. Manifiesta tu situación.
    • Haz mejor uso del tiempo.
    • Participa en actividades relajantes, como yoga y masajes.
    • Aliméntate sanamente.
    • Haz ejercicio para liberar tensión.
    • Organiza tu puesto de trabajo para que te genere tranquilidad.
    • Desahógate con personas de confianza.
    Fuentes: Organización Mundial de la Salud y su informe La organización del trabajo y el estrés.

     

    ¿Sufres estrés laboral? Cuéntanos tu experiencia en un comentario.

    Fecha de publicación: abril 28 de 2016.
    Puede que los contenidos más antiguos del Blog SURA no estén actualizados, así que por favor mira la fecha de publicación y déjanos tus dudas en un comentario. Te responderemos con mucho gusto. Gracias por tu comprensión.
     
    Etiquetas: Piensa en familia, estrés, trabajo
      (10) valoraciones
     

    ¿Tienes una pregunta u opinión sobre el tema? ¡Comenta!




     

    Cerrar
    Compartir a un amigo
    Tu nombre:
    Escribe tu nombre
    Tu correo electrónico:
    Escribe tu correo electrónico
    Correo electrónico de tu amigo:
    Escribe el correo electrónico de tu amigo
    Mensaje (opcional):
    Cancelar