¿Cómo decirles no a niños y adolescentes?

¿Cómo decirles no a niños y adolescentes?

24 de septiembre de 2017 por Juan Carlos Domínguez Arcila

    Foto de un hijo adolescente molesto porque su padre le dice que no a una petición

    Los padres siempre quieren ver una sonrisa en el rostro de sus hijos, pero darles gusto en todo no siempre es la mejor alternativa para su formación y la convivencia familiar.

    Hay momentos en los que es esencial decir no con el fin de sentar una posición de autoridad frente a niños y adolescentes, enseñarles que todo no puede adecuarse a sus deseos y que deben esforzarse por alcanzar sus metas o demostrar que merecen un permiso, regalo u otro beneficio.

    Estas situaciones, aunque difíciles, se pueden convertir en oportunidades para el diálogo y la educación en valores. Estos son cinco recomendaciones para decirles no a hijos, siempre en clave de bienestar, sano crecimiento y calidad de vida.

     

    Di no con palabras y tu expresión corporal

    Cuando dices no a una petición, tu lenguaje corporal debe respaldar tus palabras. Una expresión facial seria y un tono de voz firme son suficientes para que niños y adolescentes sepan que tu decisión es clara, directa y final.

    También es importante que tu respuesta ante los requerimientos no siempre sea no o sí; mantener el equilibrio es ideal para que los hijos desarrollen tolerancia a la frustración sin que se vuelvan personas negativas.

    Foto de una adolescente molesta porque sus padres le dijeron que no a una petición

    Explica tus razones para decir no en determinado momento

    Cuando los niños —o los adolescentes en algunos casos— no han identificado que un comportamiento es inadecuado, es probable que lo repitan en el futuro. Si dices no, hazles saber las razones de tu respuesta. Sin importar su conocimiento o nivel de conciencia, expresarte servirá para demostrar que tus determinaciones no son arbitrarias.

    La forma de responder las peticiones de los hijos se debe modificar a medida que crecen. Durante el primer año de vida, sus deseos y necesidades son fáciles de satisfacer, así que como padre no enfrentarás con frecuencia el deber de dar negativas. Con el tiempo, ante las peticiones o preguntas, tendrás que pensar con calma y recolectar toda tu experiencia como adulto para saber cuándo decir sí o no asertivamente.

    Descubre aquí 4 actividades sencillas y cotidianas para desarrollar tu creatividad.

    Cada vez que puedas, ofrece elecciones a tus hijos

    Una forma de restarle lo drástico a una negativa es ofrecer elecciones a los hijos. Por ejemplo, una expresión como: “No puedes comer una hamburguesa, sí una fruta”, hará que tengan en cuenta una opción diferente. Esta también es tu oportunidad de hablarles sobre los principios de la nutrición adecuada y saludable.

    Otra solución para suavizar las confrontaciones es propiciar momentos para la diversión y el esparcimiento. Un niño o adolescente ocupado y disfrutando lo que le apasiona, es feliz.

    Foto de una madre diciendo no a su hija de la mejor manera para evitar dificultades y problemas

    Inventa una señal o un código para detener conductas inadecuadas

    Desde los primeros meses de vida, los niños empiezan a comprender los significados del lenguaje corporal de los adultos. Si tienes un hijo pequeño, establece una señal verbal o corporal que les indique que es momento de detenerse. En muchas ocasiones, la señal y el sonido se combinan para redirigir las acciones impulsivas que un pequeño pueda tener.

    Con los adolescentes, el diálogo y la confianza son las claves. No tiene sentido que mientas o intentes esconderles la realidad porque de todas maneras terminarán por averiguar qué ocurre. Sé honesto y pídele que se ponga en tu lugar.

     

    Toma medidas preventivas para evitar las pataletas o la rebeldía sin control

    Es muy común ver a un niño haciendo pataleta en una tienda, un supermercado o un centro comercial por no obtener el juguete o el dulce que quiere. Esta situación se puede evitar si antes de salir con tus hijos les informas de manera cariñosa que, aunque vayan a determinado sitio, el propósito no es comprarles un regalo. Sé firme y no te doblegues. Ayuda a que se programen mentalmente.

    Foto de una adolescente triste con su madre porque le dijo que no

    Con respecto a los adolescentes, lo apropiado es tener una conversación seria en la que se les indique cuándo y bajo qué condiciones podrán recibir el beneficio que esperan (regalos, permisos, salidas, viajes, entre otros).

    Los padres y en general cualquier adulto que tenga contacto con niños o adolescentes tiene en sus manos la posibilidad de formar personas capaces, fuertes y felices. Decirles no en muchos momentos de la vida influye en su carácter y les da sentido de la responsabilidad y la realidad.

    ¿Qué dudas tienes? ¿Qué otras recomendaciones das a las personas para cuando deban decirles no a sus hijos? ¡Comenta este artículo!

    Fecha de publicación: septiembre 24 de 2017.
    Puede que los contenidos más antiguos del Blog Seguros SURA no estén actualizados, así que por favor mira la fecha de publicación y déjanos tus dudas en un comentario. Te responderemos con mucho gusto. Gracias por tu comprensión.
     
    Etiquetas: Adolescencia, Niños, Familia, Familia y adolescencia, padres, Valores de familia, tolerancia, adolescentes, bienestar, calidad de vida, buen estudiante, cuidado de los hijos, Cuidado de los niños, desarrollo de los hijos, desarrollo, Desarrollo niños, educación, Educación en los niños
      (0) valoraciones
     

    ¿Tienes una pregunta u opinión sobre el tema? ¡Comenta!




     

    Cerrar
    Compartir a un amigo
    Tu nombre:
    Escribe tu nombre
    Tu correo electrónico:
    Escribe tu correo electrónico
    Correo electrónico de tu amigo:
    Escribe el correo electrónico de tu amigo
    Mensaje (opcional):
    Cancelar