Ejercicios cerebrales y mentales para prevenir el alzhéimer

Ejercicios cerebrales y mentales para prevenir el alzhéimer

16 de junio de 2017 por Margarita Restrepo Gómez

    Ilustración de un cerebro afectado por el alzhéimer

    El alzhéimer se caracteriza por la disminución de las funciones intelectuales de la persona, lo que genera pérdida de memoria, deterioro del pensamiento y alteraciones de la conducta. Por ser una enfermedad progresiva, sus síntomas empeoran con el tiempo. Algunos de estos son: dificultades para recordar cosas, no reconocer a familiares y amigos, problemas para hablar, leer o escribir; olvidar cómo cepillarse los dientes o peinarse el pelo, ansiedad y agresividad.

    Como ves, esta condición puede llegar a ser tan grave que interfiere totalmente con la capacidad de realizar cualquier actividad en la vida diaria. Y es que el cerebro —órgano del que depende en gran parte el funcionamiento del cuerpo—, al igual que los músculos, requiere entrenamiento regular para mantenerse sano.

    La enfermedad suele aparecer a partir de los 65 años, aunque también puede presentarse en personas más jóvenes. El riesgo aumenta a medida se envejece y es mayor si hay antecedentes familiares.

     

    ¿Qué hacer para prevenir el alzhéimer?

    Ejercitar la memoria y la capacidad intelectual, y adoptar hábitos de vida saludable, pueden retrasar la aparición del alzhéimer. El 80 % de las actividades cotidianas son rutinas que, a pesar de que reducen el esfuerzo intelectual, esconden un efecto perjudicial: limitan al cerebro.

    Para contrarrestar esto es necesario realizar ejercicios cerebrales que te obliguen a pensar solamente en lo que estás haciendo, llevando toda tu concentración a la tarea actual. Estas prácticas, al ser contrarias a la rutina, motivan al cerebro a hacer trabajo adicional.

    Ilustración de una persona usando su cerebro de forma activa para prevenir el alzhéimer

    Ejercicios cerebrales para la vida diaria

    Foto de un hombre bañándose con los ojos cerrados, una actividad para fomentar la actividad cerebral

    • Usa tu mano contraria: la izquierda si eres diestro o la derecha si eres zurdo. Utiliza esa mano para actividades diarias como cepillarte los dientes, peinarte, comer, escribir, manejar el mouse del computador, abrir y cerrar la llave del agua, entre otras. Al utilizar ambas manos, estimulas los dos hemisferios cerebrales. El izquierdo es el encargado del pensamiento lógico y el derecho de la creatividad y la memoria.

    ¿Sabías que la música tiene un poder increíble para combatir los problemas de memoria y el alzhéimer? ¡Descubre por qué aquí!

    • Haz ejercicios con los dedos de la mano o movimientos cruzados: une la yema del pulgar con los demás dedos y repite el ejercicio varias veces. Así pones a trabajar los dos hemisferios del cerebro. También puedes realizar movimientos como levantar la rodilla izquierda y tocarla con la mano derecha, y viceversa. Haz series de 15 repeticiones.
    • Estimula tu paladar: prueba diferentes sabores y texturas, haz combinaciones de sabores dulces con salados. Jugar con los sentidos es clave para prevenir el alzhéimer.

    Foto de un grupo de amigos disfrutando una comida deliciosa para despertar sus sentidos y su cerebro

    • Cambia la ubicación de las cosas: al saber dónde está todo, la mente construye un mapa y se evita esfuerzos.
    • Camina hacia atrás: esta práctica se originó en la antigua China e investigaciones han señalado que agudiza tus habilidades de pensamiento. El caminar hacia atrás es una acción neuróbica, lo que significa que requiere actividad cerebral que te ayudará a mantenerte mentalmente activo.
    • Lee a menudo: sea novela, poesía, cuentos o prensa… da igual, simplemente lee frecuentemente. Con la lectura trabajas muchas habilidades de tu cerebro como la concentración, la memoria, el entendimiento, la atención y la imaginación.
    • Juega a cosas que te incentiven a pensar: puedes hacer crucigramas, sopas de letras, sudokus o rompecabezas para ejercitar tu cerebro. Estos juegos desarrollan zonas de tu cerebro que estimulan el aprendizaje y la comprensión.

    Foto de un hombre joven siguiendo los consejos para aprender a conducir de forma segura

    Como ves, todos los consejos anteriores tienen algo en común: rompen la rutina. Anímate a realizar estas actividades que fuerzan a tu cerebro a pensar y a salirse de su funcionamiento automático.  

    ¿Qué acostumbras hacer en tu cotidianidad para salirte de la rutina? Cuéntanos en un comentario. El formulario lo encuentras abajo.

    Fecha de publicación: junio 16 de 2017.
    Puede que los contenidos más antiguos del Blog Seguros SURA no estén actualizados, así que por favor mira la fecha de publicación y déjanos tus dudas en un comentario. Te responderemos con mucho gusto. Gracias por tu comprensión.
     
    Etiquetas: Vida a plenitud, alzhéimer, cerebro, salud, salud mental, lectoescritura, lectura, lectura y escritura, enfermedad, enfermedades, envejecimiento, vida diaria, vida saludable, rutina de ejercicios, salud en la tercera edad
      (0) valoraciones
     

    ¿Tienes una pregunta u opinión sobre el tema? ¡Comenta!




     

    Cerrar
    Compartir a un amigo
    Tu nombre:
    Escribe tu nombre
    Tu correo electrónico:
    Escribe tu correo electrónico
    Correo electrónico de tu amigo:
    Escribe el correo electrónico de tu amigo
    Mensaje (opcional):
    Cancelar