Recomendaciones para construir una buena hoja de vida

Recomendaciones para construir una buena hoja de vida

15 de marzo de 2017 por Andrés Felipe Salgado Céspedes

    Ilustración de un conjunto de hojas de vida optimizadas después de seguir recomendaciones

    Tener una buena hoja de vida no solo es útil si estás buscando empleo. Para postularte a una beca o presentarte a un posgrado también necesitas un curriculum vitae bien estructurado, que muestre quién eres de forma simple y amigable.

    Piensa en tu hoja de vida. Si fueras el responsable de un proceso de selección y la vieras, ¿la descartarías o la elegirías para que fuera tenida en cuenta? La clave está en hacerla atractiva porque grandes estudios y una amplia experiencia laboral no siempre son suficientes. También hay que saber cómo contar y mostrar lo que has hecho.

    Estas recomendaciones para construir una buena hoja de vida te servirán. Haz los cambios que consideres pertinentes y continúa creciendo profesionalmente.

     

    Que tu hoja de vida no sea muy larga

    • Lo mejor es que no te extiendas. Busca que la información que aparece en tu hoja de vida sea la más relevante, que el documento no tenga más de cuatro páginas, aunque algunas personas actualmente sintetizan todo en una o dos cuartillas.
    • No anexes certificaciones y diplomas. Agrega una frase al final en la que digas que entregarás todo cuando te sea solicitado.
    • Haz que las frases sean cortas y los párrafos no superen las tres líneas.

     

    Construye un perfil con el que te identifiques

    Cuenta quién eres, cuáles son tus habilidades y qué te apasiona en uno o dos párrafos máximo. Di también qué crees que puedes aportar a una empresa con tu trabajo. Esto les da una idea general de ti a los reclutadores que no tienen mucho tiempo para leer. Cuando menciones tus estudios y experiencia laboral, hazlo de manera cronológica desde lo más nuevo hasta lo más antiguo.

    Claves para hacer una buena hoja de vida

    Tres claves: diseño, redacción y ortografía

    Imagínate lo que alguien puede pensar al ver una hoja de vida con faltas de ortografía o textos que no se entienden. Adicionalmente, en un formato poco amable, con información mal distribuida o demasiados elementos. La sensación no será la mejor.

    Revisa los textos con lupa para identificar qué debes corregir y busca referentes de hojas de vida para el diseño. Sé creativo, pero también consciente de adónde mandarás el curriculum. Si la empresa en la deseas trabajar es reconocida por ser muy formal en sus procesos, haz una versión acorde con ese estilo.

    Si por el contrario te postularás a una compañía conocida por su irreverencia, haz volar tu imaginación a la hora de escoger el diseño. No sacrifiques la claridad de los datos por la apariencia y no pierdas de vista el objetivo: el protagonista eres tú.

     

    También te puede interesar: ¿cómo tener una entrevista de trabajo exitosa?

    Sé honesto, sé tú mismo

    Nada bueno queda cuando dices cosas en tu hoja de vida que no son ciertas. Pon toda tu experiencia y estudios sin importar la cantidad o si no son en grandes empresas. Podrías crear un destacado en tu hoja de vida en el que cuentes qué haces en tu tiempo libre, sobre qué lees, qué te emociona… busca diferenciadores y no temas mostrarte como realmente eres.

     

    Más que experiencia, habla de logros

    Muchas veces, haber tenido 20 trabajos no es lo más importante. Lo fundamental es qué alcanzaste con cada uno, qué cambios produjiste y cómo aportaste al cumplimiento de objetivos. Piensa en logros, aprendizajes y metas alcanzadas. Asimismo, no dejes de prepararte: saber un segundo idioma trae enormes ventajas, así como ser voluntario en una organización o tener hobbies.

     

    Tus redes sociales también son una hoja de vida

    Puede que una práctica frecuente de los reclutadores sea recurrir a las redes sociales de las personas para saber un poco más de ellas y ver cómo se desenvuelven en su cotidianidad. Basta con escribir su nombre en un buscador como Google para que la información esté disponible. Ahora piensa qué publicas en tus redes... ¿qué dice eso de ti? Sé responsable y la próxima vez piensa dos veces antes de postear un comentario o una foto.

     

    ¿Qué dudas tienes sobre la construcción de tu hoja de vida? ¿Prefieres una hoja de vida con un formato tradicional o uno salido del molde? Déjanos un comentario.

    Fecha de publicación: marzo 15 de 2017.
    Puede que los contenidos más antiguos del Blog Seguros SURA no estén actualizados, así que por favor mira la fecha de publicación y déjanos tus dudas en un comentario. Te responderemos con mucho gusto. Gracias por tu comprensión.
     
    Etiquetas: Adulto joven, trabajo, empleo, crecimiento profesional, creatividad, aprendizaje
      (0) valoraciones
     

    ¿Tienes una pregunta u opinión sobre el tema? ¡Comenta!




     

    Cerrar
    Compartir a un amigo
    Tu nombre:
    Escribe tu nombre
    Tu correo electrónico:
    Escribe tu correo electrónico
    Correo electrónico de tu amigo:
    Escribe el correo electrónico de tu amigo
    Mensaje (opcional):
    Cancelar