Adicción al trabajo: Peligro en las mujeres

Adicción al trabajo: Peligro en las mujeres

20 de abril de 2013 por Andrés Felipe Salgado Céspedes

    ¿Estás cansada todo el tiempo, pero a pesar de eso, no puedes dejar de pensar en el trabajo que tienes que hacer, en la reunión de la próxima semana o en el informe al final del mes? ¿Llegas muy temprano a trabajar y sales aún más tarde de la oficina? ¿Eres incapaz de tener una salida con tus amigos, tu familia o tu pareja sin hablar de trabajo? ¿Los fines de semana te angustias terriblemente por pensar en las obligaciones que te esperan?  ¿No duermes bien últimamente, comes de más y tienes problemas estomacales, dolores de cabeza o retrasos menstruales?

    Si respondiste que sí a alguna de las preguntas anteriores, es probable que seas adicta al trabajo y esto esté haciendo mella en tu salud física y mental. Conoce las causas y consecuencias de esta nueva adicción femenina.  

    Cuando las mujeres aterrizaron al mundo laboral, las empresas del mundo dieron un viraje de 180 grados: de la “mano dura” de los hombres se pasó a un nuevo modo de gerencia donde las mujeres tomaron las riendas con la feminidad, paciencia y dedicación con la que antes cuidaban a sus hijos. Pero eso no significa que la tenacidad con la que emprenden sus tareas cotidianas no les pasara, a algunas, una terrible factura: la adicción a trabajar también se metió en sus cuerpos y en sus mentes provocando en ellas un colapso en su salud.

    Perfil

    Aunque la adicción al trabajo generalmente se presenta con mayor frecuencia en los hombres, las mujeres modernas están pagando las consecuencias de la obsesión por trabajar.

    Generalmente, estas mujeres adictas al trabajo están en un rango de edad entre los 35 y 45 años, son perfeccionistas, odian trabajar en equipo  (aunque el trabajo se le duplique o triplique, prefieren hacerlo todo solas),  son controladoras, impacientes, irritables y obsesivas en su personalidad (no solo con el trabajo, sino con sus relaciones afectivas, con el control del dinero, la pareja, sus hijos,  etc.). Pero,  además de todo, son poco eficientes en su día a día, puesto que son tantas las obligaciones que adquieren que simplemente las 24 horas del día son cortas para alcanzar a hacer todo lo que tienen que hacer y es ahí donde trabajan “horas extras” (hasta altas horas de la noche o en sus días libres al final de la semana).

    Síntomas

    Los síntomas más frecuentes de que una mujer está desarrollando una adicción al trabajo son:

    • Pérdidas parciales de memoria.
    • Descuido de sus vínculos familiares y afectivos.
    • Aislamiento y agotamiento excesivos.
    • Pérdida de la satisfacción de actividades antes placenteras.
    • Ansiedad frecuente.
    • Depresión.
    • Descuido en la salud y presentación personal.
    • Necesidad de hacer muchas cosas al mismo tiempo.
    • Problemas en la calidad de su sueño.
    • Deterioro en su salud sin  causa aparente.

    Pero, el síntoma más claro de que una mujer está desarrollando una adicción al trabajo es que no sabe diferenciar entre su vida laboral y su vida personal, lo que pone en riesgo su estabilidad familiar y personal dando lugar al alejamiento de sus seres queridos, divorcio y rupturas sentimentales, descuido en el cuidado de los hijos, aislamiento de amigos y pérdida de aficiones. Además, la adicción al trabajo también puede atraer la llegada de nuevas adicciones como el alcohol, las sustancias psicoactivas y las drogas recetadas.

    Tratamiento

    El problema con las “workaholics” es que esta adicción suele ser vista positivamente: trabajar en exceso puede confundirse con el éxito y la tenacidad de lograr las metas propuestas y por eso estas mujeres no tratan la enfermedad sino hasta cuando ésta ya ha tocado fondo.

    Lo primero que debe hacer cuando una mujer sienta que se ha convertido en una adicta al trabajo es parar. Fijarse límites es clave para que la obsesión por el trabajo empiece a cede y por eso, es necesario emprender nuevas acciones como: fijar una hora de llegada y salida de la oficina, no contestar correos o llamadas al llegar a casa después de trabajar, desconectarse del trabajo los fines de semana o los días libres, retomar viejos hábitos de disfrute (practicar un deporte, un hobbie, una ocupación distinta a la labor que se realiza), etc.

    Lo segundo es tratar de recuperar los lazos afectivos rotos por causa de la adicción: conversar con la pareja,los padres, los hijos o los amigos es fundamental para empezar a cambiar. Se deben adquirir compromisos en donde quede claro que varias horas en la semana  se van a dedicar exclusivamente al disfrute con ellos. El apoyo de los seres queridos es fundamental para superar esta delicada adicción.

    Lo tercero es tratar de detectar de dónde proviene la adicción. Puede ser que la mujer se haya puesto metas inalcanzables o necesite trabajar tiempo extra para pagar deudas. También, la adicción al trabajo puede ser un escape de situaciones que la mujer no quiere afrontar: problemas en su hogar o algún duelo pendiente pueden hacer parte de la lista.
    Por último, y cuando la mujer sienta que la adicción al trabajo está menguando su calidad de vida, la recomendación es pedir apoyo psicológico.

    Muchas veces, detrás de esta adicción existen problemas como baja autoestima, desórdenes psiquiátricos, entre otros. No está de más hablar con alguien acerca del problema y  buscar salidas para que el trabajo no siga interrumpiendo el desarrollo normal de la vida de la mujer.  

    Trabajar puede ser, en gran medida, la cumbre de la satisfacción personal de muchas mujeres. Pero cuando se cruza el límite del amor por el trabajo y la obsesión por él, es hora de hacer algo. No te descuides: la adicción al trabajo puede ser tan peligrosa como el alcohol, el trabajo o las drogas. Consulta a tu médico cuando tu trabajo se haya convertido en tu peor enemigo.

    ¿Eres adicta al trabajo? Cuéntanos tu historia.

     
    Etiquetas: Enfermedades en las mujeres, Estrés en las mujeres
      (2) valoraciones
     

    ¿Tienes una pregunta u opinión sobre el tema? ¡Comenta!




    Seguros SURA
    jueves, 23 de marzo de 2017  14:10 


    Hola, Andrés.
    En nuestro artículo cuentas con varias recomendaciones validadas por expertos. Te invitamos a seguirlas y verás cómo mejora tu calidad de vida.
    Saludos.
     Me gusta
    Se el primero a quien le guste esto
    Andrés
    lunes, 13 de marzo de 2017  20:25 


    Quisiera sugerencias de profesionales que traten la adicción al trabajo.
     Me gusta
    Se el primero a quien le guste esto
    Elvia Sandra Suescun Rodriguez
    jueves, 06 de junio de 2013  17:50 


    Trabajo desde las 6.30 de la mañana hasta las 11 pm de lunes a miercoles los jueves viernes sabado estudio hasta el medio dia despues trabajo hasta las 1 am los fines de semana trabjo de 9am hasta las 4 pm llevo trabajo para mi apartamento pero soy consiente que todo este trabajo es por dos cosas primero por la crisis economica, que radico en tener que vivir con mis suegrso
     Me gusta
    Se el primero a quien le guste esto
     

    Cerrar
    Compartir a un amigo
    Tu nombre:
    Escribe tu nombre
    Tu correo electrónico:
    Escribe tu correo electrónico
    Correo electrónico de tu amigo:
    Escribe el correo electrónico de tu amigo
    Mensaje (opcional):
    Cancelar