Arquitectura de Control

Suramericana S.A y sus filiales soportan sus actuaciones y decisiones de negocio en los elementos de un buen gobierno, un adecuado comportamiento ético y un correcto Sistema de Control Interno para el logro de los objetivos corporativos.

Las compañías identifican los riesgos y monitorean los cambios de contexto que puedan llegar a afectar el cumplimiento de sus objetivos estratégicos, y para ello cuentan con una planeación formal que tiene políticas, procedimientos y planes tácticos. La gestión del recurso humano hace parte de la estrategia de la organización, con una estructura claramente definida, que cuenta con roles, responsabilidades y líneas de autoridad, supervisión y reporte, incluida la Línea Ética. La gestión de los riesgos se realiza mediante una metodología estructurada, que permite un levantamiento de riesgos y tendencias bajo una mirada prospectiva.

La administración realiza un seguimiento permanente a los principales indicadores de los negocios y procesos, así mismo, la Auditoría Interna ejecuta un monitoreo independiente, aprobado por el Comité de Auditoría, con un equipo interdisciplinario que a su vez presenta informes a la Junta Directiva. También se desarrollan actividades de control alineadas al contexto, complejidad, naturaleza y alcance de las operaciones actuales de Suramericana S.A. y sus filiales, y se consideran factores específicos, incluidos los tecnológicos, los cuales son susceptibles de algunos ajustes para alcanzar los niveles de madurez y de capacidad de TI requeridos por la compañía en su actividad actual. Se dispone de información suficiente para la toma de decisiones, las comunicaciones fluyen hacia los grupos de interés y se mantiene informada a la Junta Directiva de la evolución de los ciclos de negocio, con énfasis en las inversiones, tanto en las compañías nacionales, como en las internacionales.